sábado, 13 de septiembre de 2014

NADIE HA SUBIDO AL CIELO SINO EL QUE BAJÓ DEL CIELO


DE UNA HOMILIA DEL S. IV


El árbol de la Cruz, es para mí el de la salvación eterna. Me alimenta y lo hago mi obsequio. En sus raíces me arraigo, y por sus ramas me extiendo; su rocío me purifica y su espíritu, como un viento deleitoso, me hace fecundo. A su sombra, he preparado mi tienda, y huyendo de los grandes calores, me parece un refugio de frescura. De sus flores que florezco, y de sus frutos hago mis

EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga en él la vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.(Juan 3,13-17)


 “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna.”  (Jn 3, 14-15)
Si te sientes herido porque has puesto tus manos en mil tareas, y parece que has perdido el tiempo, o por el contrario, has tenido éxito y te descubres insatisfecho, mira al que, levantado el alto, te muestra sus manos clavadas, para ofrecerte el remedio a tu prepotencia, y podrás realizar en su nombre el bien, sin resentimiento ni vanidad.

viernes, 12 de septiembre de 2014

UN CORO GLOBAL...TRAS UN CORAZÓN GLOBAL

video

Las carmelitas celebran los 500 años del nacimiento de Santa Teresa; en realidad, lo celebramos todos, Teresa fue un don para el mundo.
Para celebrarlo, carmelitas de todo el mundo han cantado uno de los poemas más populares de Teresa (Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene, nada le falta).
Pero la novedad estriba en que cantan juntas vía skype. Formaron un coro-skype  que está acompañado por la Teresian Orchestra of St. James Cathedral in Seattle, Washington, USA.; la música fue compuesta por Claire Sokol, OCD.

Con una maravillosa técnica dan un mensaje de gran trascendencia. Todo un ejemplo.